magnify
formats

Cómo configurar el precio de un viaje, ¿qué factores intervienen?

Publicado en 25 febrero, 2017
Compartir

Existen diversos factores que intervienen en el momento de configurar el precio de un viaje. Algunos de ellos pueden variar completamente el precio final y, por tanto, es necesario conocer bien el procedimiento. Hoy dedicaremos este espacio a profundizar en cuáles son los factores que condicionan el proceso de fijación de precios.

Configurar el precio de un viaje: 3 factores a considerar

Existen 3 tipos de factores que se deben considerar a la hora de fijar precios de viajes turísticos. Estos son:

-  Factores internos a la empresa turística, con un margen de manejo grande.

- Factores propios de los productos turísticos, es decir, relacionados con las características generales del negocio turístico.

- Factores externos a la empresa turística, donde el margen de manejo es más pequeño.

Factores internos a la empresa turística

Cada empresa tiene sus particularidades y, claramente, estas influyen en la fijación de unos precios u otros. Por ejemplo, podemos hablar de las necesidades puntuales de la empresa en cuanto a objetivos de ventas, estrategias de marketing, costes empresariales que aumentan o se reducen cada ejercicio, etc. Todo esto al final influye muchísimo en la fijación del precio del viaje, porque la determinación de objetivos se basa en cuánto se debe obtener de beneficio con la venta de la unidad. En pocas palabras, si la empresa tiene claros sus objetivos de marketing y ventas, será fácil que fijen el precio, porque sabrán exactamente qué necesitan obtener.

Otro factor interno muy interesante, es el posicionamiento de la empresa en el imaginario del mercado en el que se mueve. Por ejemplo, si hablamos de hoteles, es fácil notar que algunos se posicionan como alojamientos de lujo, lo que se asocia a precios altos, y es normal que así sea. Los precios se fijan desde el primer día de trabajo en este caso y pasa lo mismo al revés. Las decisiones de promoción, el diseño del producto, los costes de mantenimiento de la empresa, son fundamentales al momento de fijar precios y la flexibilidad de la empresa se hace notar en el margen de maniobra que tiene la misma.

Factores externos a la empresa

Como decíamos previamente, existen también unos factores externos, como podría ser el marco legal del país donde funciona la empresa, que puede restringir el campo de elección del producto con los cambios en las leyes; el comportamiento habitual de la demanda, cómo es la competencia, etc.

Los precios suelen estar directamente relacionados con la frecuencia de la demanda pero existen algunas excepciones, por ejemplo, los billetes de primera clase o los hoteles cinco estrellas. Los precios de nuestros competidores entrarían en este grupo de factores: si los costes representan el punto mínimo de nuestro negocio, la demanda será el punto máximo para fijar los precios y, por tanto, los precios que manejan los competidores influyen como orientación a la hora de poner precios.

Factores propios del producto

Las características intrínsecas del producto que vendemos es una de las partes más importantes a la hora de fijar los precios. En el caso de los productos turísticos, la intangibilidad de los mismos es importante, así como también lo es la caducidad de los servicios, lo que imposibilita su almacenamiento: esto quiere decir que las unidades no vendidas se registran como un ingreso perdido.

Asimismo, es importante tener en cuenta el ratio entre costes fijos y variables que normalmente suele ser elevado en el sector turístico. Es decir, el sector es complejo y existen muchos factores que son internos al producto y sobre los que no podemos tener mucho margen de acción. Otro detalle importante es la capacidad de la oferta; por ejemplo, si tenemos una empresa de excursiones por tierra, el número de asientos de nuestros autobuses sería ya un factor propio del producto turístico y un limitante claro para el precio que debemos considerar.

Otro factor que se incluye en este grupo es la estacionalidad del producto turístico, que puede no solo ser de estación a estación, sino incluso de semanas o de días dentro de la semana; lo que complica la fijación de precios.

Si lo tuyo es el turismo y quieres seguir aprendiendo al respecto, te esperamos en nuestros próximos posts y te invitamos a descubrir nuestra oferta formativa especializada.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10