Cómo evitar el jet lag

15/07/2019

En pleno mes de julio seguro que muchos de vosotros estaréis preparando vuestras vacaciones de verano. Y algunos haréis miles de kilómetros para ver a la familia, o conocer ese lugar que tanto adoras. Ahora bien como bien sabéis, en estos tipos de viajes de largo recorrido, aparece el temible jet lag… algo que puede traer consigo dolores de cabeza, cansancio, mal estar e incluso insomnio.

Por eso, si no quieres que el jet lag arruine unos días de tus preciadas vacaciones, te ayudará seguir unos pequeños consejos para evitarlo. Unos tips que hemos sacado de este artículo de ABC y que creemos que serán de gran utilidad.

Un artículo en el que se hace referencia a los conocimientos de la doctora Maribel Andrés, responsable de la unidad de neurofisiología del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón, y que menciona que “el jet lag origina un gran desajuste en mente y cuerpo que dificulta el descanso cuando se lleva al nuevo destino” a lo que se añade que «estos síntomas se deben a un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los periodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar a largas distancias a través de varias regiones horarias».

Consideraciones antes de embarcar 

«Si estás a punto de embarcarte en un vuelo de 10 horas yo recomiendo, sobre todo antes de volar, hacer un poco de ejercicio, seguir una dieta saludable y descansar mucho los días previos al viaje. Otra medida sería acostarse y levantarse una hora antes si viajas dirección este o una hora más tarde si viajas hacia el oeste», recomienda la  Dra. Andrés.

Acciones durante el vuelo para evitar el jet lag

«Una vez en vuelo,, hay que hidratarse muy bien: beber mucha agua y evitar la ingesta de alcohol y cafeína; y es fundamental comer, aunque no apetezca. Practicar algún tipo de estiramiento a bordo también es un buen consejo o mover las piernas y el cuello mientras estén sentados en el avión. ” También es importante ajustar el reloj a la nueva zona horaria ya en el vuelo.

En cuanto al sueño, esta es su opinión: «Si se llega por la tarde, es importante no dormir mucho en el avión para así estar cansado cuando llegues a tu destino. Pero si el vuelo llega por la mañana o de madrugada hay que intentar dormir durante todo el vuelo para estar despierto y activo el resto del día».

Una vez en el destino turístico

Una vez llegados a nuestro destino, la doctora recuerda que ” es fundamental adaptarse a la hora local, no tomar comidas pesadas durante el primer día y «si llegas de día intenta salir a la calle, y busca el sol, dado que es un estimulante para regular el reloj biológico».

 

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad