magnify
formats

El turismo rural

Publicado en 25 enero, 2015
Compartir

España es el tercer país en el ranking de turismo internacional de acuerdo a los datos de la Organización Mundial del turismo y representa un 10% del PIB. Además, España es uno de los principales países con más territorio natural protegido; dicho territorio representa un 30% del territorio nacional. El turismo rural es una actividad importante para la economía de España y junto con el senderismo y el enoturismo, están en auge en el país. Pasear por los baluartes y murallas de las ciudades españolas que son Patrimonio de la Humanidad como Segovia, Ávila, Lugo son ejemplo de ello. También los paradores como el de Siguenza, o espacios menos conocidos como La Villa de Ainsa, son excelentes exponentes del turismo rural español.

El turismo rural en España es relativamente reciente con respecto al resto de Europa donde ya existía con fuerza en zonas como la Provenza francesa o los Alpes. Se ha desarrollado el turismo rural en los últimos años, especialmente de dos tipos. El primero de ellos es el alojamiento rural, en esta categoría entran las conocidas casas rurales, donde se pueden encontrar elementos de diferenciación como la construcción antigua, la decoración típica de la zona, etc. Los alojamientos suelen contar con todas las comodidades para los visitantes. Otro tipo de turismo rural también muy demandado en los últimos años, es el agroturismo. Esta modalidad de turismo se realiza en áreas agropecuarias. La principal atracción de este tipo de turismo es la posibilidad de los visitantes de tener contacto directo con las actividades tradicionales de agricultura del lugar. Es un tipo de turismo activo donde la población local se beneficia grandemente.

El Barómetro del turismo rural es un proyecto que intenta acercar la realidad de la situación de este sector. Según este estudio recientemente realizado por ClubRural y la Universidad de Nebrija y publicado en diciembre del 2014, el tipo de turismo rural de alojamiento representa la mayor parte del sector, ya que el 77% de los turistas solicitan una vivienda íntegra. Sólo un 14% de ellos alquila una habitación. Normalmente estas casas suelen estar acondicionadas para recibir a un buen número de personas, entre 7 y 12 aproximadamente; aunque un 52% de los turistas buscan viviendas más pequeñas, para de dos a cuatro personas. Hay un porcentaje alto de alojamientos rurales que no están acondicionados para atender a personas discapacitadas. Un 60% de los establecimientos no admite animales de compañía y un porcentaje aún mayor no dispone de servicios para niños. En cuanto a otras comodidades que se pueden encontrar en los alojamientos rurales, el 64% cuentan con chimenea y un 65% tiene zonas ajardinadas.

En cuanto a la reserva y planificación de este tipo de turismo, destaca saber que los viajeros suelen reservar con muchos días de antelación, incluso meses; de hecho, el 22% de ellos reserva entre uno y dos meses antes su alojamiento. De acuerdo a los datos que aporta el primer Barómetro del Turismo Rural en España, los precios de este tipo de actividad rondan entre los 20 y 30 euros por persona y noche en un 42% del total y un 28% entre 15 y 20 euros. Los destinos más económicos para hacer turismo rural son Andalucía, Aragón y Murcia. Los destinos más caros son las Islas Canarias y las Islas Baleares.
El 63,4% de los establecimientos rurales se agrupan en las comunidades autónomas de Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Asturias y Andalucía. El 20,7% se localizan en Castilla y León, principal comunidad en turismo rural, en segundo lugar, está Cataluña con el 13% del total de los establecimientos y en tercer lugar Andalucía, con un 12,9%. La provincia que cuenta con el mayor número de establecimientos rurales es Asturias.

Debilidades del sector turístico rural

La principal debilidad del turismo rural es la alta dependencia del mercado interior. Por otro lado, la homogeneización del producto ofrecido y la falta de una estrategia común, por lo que se ha puesto en marcha un nuevo plan integral de turismo rural a nivel nacional. Además, existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda nacionales ya que se ha dado una creación de alojamientos nuevos y sin embargo, hay un descenso de las reservaciones desde el año 2007. El plan, impulsado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Secretaría de Estado de Turismo, se centra en el crecimiento de la comercialización digital a través del portal spain.info (ya que el 69,5% consulta internet para preparar su viaje) y en la internacionalización del sector, especialmente en Francia, Reino Unido y Alemania, con la finalidad de reducir la dependencia del mercado interno. Asimismo, se invertirá más en publicidad. la campaña publicitaria de Turespaña para el 2014 fue de 5,5 millones de euros, bastante superior a la de 2013, que contó con un presupuesto total de 1,1 millones de euros. Se pretende también iniciar un proceso de reordenación de las categorías dentro del sector del turismo rural. Expertos indican que las asociaciones entre dueños de establecimientos, entidades públicas y demás involucrados, son punto clave en el desarrollo de este tipo de actividad.

El plan integral contempla la promoción del turismo rural por segmentos mediante acuerdos con las comunidades autónomas. La suma del presupuesto de todas las 187 actividades proyectadas para el ejercicio, según datos aportados por Tourespaña y con apoyo y cofianciación de las comunidades autónomas, es de 430.000€. El 44% de las actividades que están previstas están relacionadas con la promoción y divulgación del sector y otro 37% se relaciona con acciones de agentes de viajes para que se sientan más familiarizados con los productos ofrecidos y puedan servir de intermediario entre el cliente final y los destinos.

En cuanto a la oferta, el plan contempla incrementar el ecoturismo (turismo ecológico). Actualmente existen 32 espacios protegidos en España, acreditados con la CETS (carta europea de turismo sostenible), amparada por la Comisión Europea. Estos espacios son parques nacionales, reservas de la biosfera, espacios de la red natura 2000 o geoparques. El Ecoturismo aporta al visitante los valores ecológicos y paisajísticos de los destinos indicados. Se trata de una forma de turismo rural muy importante en la actualidad y que empieza a ser una tendencia que puede repercutir positivamente en el crecimiento de las cifras de beneficios del sector turístico español.

Además, se ha puesto en marcha un sistema de categorización llamado estrellas verdes. Esta clasificación, plantea ventajas en la comercialización de los productos turísticos y motiva la inversión de los dueños de los establecimientos que para poder destacar y lograr las máximas categorías, deberán invertir dinero y tiempo en mejorar sus servicios, infraestructuras, principalmente.

Perfil del viajero rural

Respecto a la frecuencia de consumo, un 46% de los viajeros rurales se escapan de 2 a 3 veces al año y un 42% una sola vez al año. El 7,4% lo hace una vez cada dos años y sólo un 5,2% más de veces cada año. Asimismo, las principales razones por las que un turista repide alojamiento, lo hacen porque las instalaciones son confortables, por la ubicación, el precio y la amabilidad con la que es o no tratado por el propietario del lugar. El 74% de los viajeros han repetido alojamiento y el 98,9% no repite porque le gusta probar nuevos destinos.

El 56% de los turistas rurales buscan experiencias y el 44% busca compartir su tiempo con amigos y familia. Al primer grupo se le llama “turista experiencial” y suelen ser personas entre 30 y 40 años que se escapan una vez al año. El 54% de ellos viajan en pareja y el 24,5% buscan desconectar, además de realizar actividades que no pueden hacer en su ciudad. El segundo grupo se llama “turista social”. El turista rural de tipo social, tiene como principal objetivo compartir con los suyos. Son personas entre 40 y  50 años, se escapan entre 2  y 3 veces al año. El 57,1% de ellos viajan en familia y el 42% con amigos.

Los turistas experienciales suelen ser residir en Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla la Mancha, Galicia, Madrid, La Rioja y País Vasco. El perfil de turista social, reside principalmente en Andalucía, Aragón, Cataluña y Navarra. En las Islas baleares y Canarias, se encuentra un mayor equilibrio entre ambos perfiles.

Entre los principales servicios demandados por los viajeros rurales, destacan las piscinas, los servicios para niños, barbacoa, jacuzzi y playa.

La ocupación de los establecimientos de turismo rural es variable. Durante el último trimestre del 2014, se concentró especialmente en los fines de semana. El mes de Agosto es el periodo en el cual se concentra la mayor parte de las reservas de turismo rural. Existe una fuerte estacionalidad en los meses de vacaciones y las reservas se suelen concentrar en las semanas centrales de cada mes.

Si te interesan estos temas, descubre la oferta formativa de cursos de turismo online.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10