magnify
formats

¿Existe el turismo bélico en España?

Publicado en 16 febrero, 2017
Compartir

En algunos lugares del mundo, el turismo bélico forma parte de la normalidad. Sin tener que irnos muy lejos, podemos pensar en ciudades como Berlín y su tan visitado muro que atrae a millones de turistas cada año; podemos pensar también en Polonia, incluso en Japón, como zonas que han sufrido la guerra y que, justamente por ello, se convierten en espacios donde los recuerdos y la historia son los mejores motores del turismo.

En España, donde también hemos tenido que vivir, lamentablemente, varios conflictos bélicos, se está empezando a sacar mayor provecho del turismo bélico. Hoy dedicamos este post a darte a conocer algunos ejemplos de este tipo de turismo, que ya se está poniendo en práctica con estrategias muy específicas en ciertos puntos de nuestra geografía.

El turismo bélico en España: reviviendo la Guerra Civil

La Guerra Civil española fue un conflicto bélico, político y social que golpeó nuestro país desde 1936 hasta abril de 1939. La guerra tuvo varias etapas, algunas más influenciadas por el enfrentamiento entre los nacionalismos opuestos, la lucha entre la dictadura militar y la democracia republicana, el fascismo contra el comunismo, etc. Durante aquellos años, que no nos quedan muy lejos, pasaron muchas cosas en nuestro territorio. Ciudades como Toledo, Madrid, Oviedo, Córdoba, Cádiz y muchas otras vivieron la guerra, y de aquello quedaron vestigios que hoy en día se están convirtiendo en espacios adaptados para el turismo bélico.

Turismo bélico en Monforte de Moyuela, Teruel

Monforte de Moyuela es una localidad pequeña, con una superficie que no alcanza los 50 km cuadrados y que pertenece a la provincia de Teruel, a 121 kilómetros de la capital de la misma. Sus menos de 100 habitantes se podrían sorprender al descubrir que este pequeño pueblo está buscando una ruta turística en base a su patrimonio bélico de la Guerra Civil española.

La localidad ha trabajado duro para restaurar un refugio, una trinchera y un nido de ametralladoras búnker en Cabezo Santo, en lo que fue un punto estratégico de la resistencia republicana durante la guerra; tras haberlo conseguido, se proponen seguir adelante, trabajando ahora en la restauración de otras tres trincheras más y mirando al futuro para la creación de un albergue municipal que se destinará al alojamiento de los visitantes.

Dicha zona recuerda el lejano 1938, cuando el pueblo fue tomado y tuvo lugar el inicio de la ofensiva de Aragón, un capítulo de la Guerra Civil española recordado por muchos conocedores de la historia.

En este trabajo de restauración han participado el Ayuntamiento de Monforte, la DGA, la empresa Arcillas Oliete y la Asociación Montefuerte. Lidia Lahuerta, concejala del Ayuntamiento de Monforte de Moyuela y tesorera de la Asociación Cultural Monforte, recuerda que el patrimonio bélico del siglo pasado fue un proyecto planteado hace ya tiempo, pero que se paralizó. No fue hasta el pasado verano que se reinició el proyecto, y en septiembre se abrió la ruta de trincheras como primera actuación.

Las trincheras de combate y toda la restauración del proyecto se han convertido en una realidad gracias a la subvención que recibió la Asociación por parte del Gobierno de Aragón. La inversión, que asciende a más de 9.000 euros, fue posible también gracias a la subvención de 4.625 euros del Departamento de Educación, Cultura y Deporte. Para finalizar el proyecto, incluyendo el albergue municipal —que podrá recibir a 30 personas—, serán necesarios otros 200.000 euros.

Existen algunas dificultades a subsanar para que el turismo bélico en dicha zona de Teruel sea más eficiente; por ejemplo, falta aumentar la cobertura de móvil y de televisión, algo que ha acrecentado el fastidio de los vecinos que tienen que comprar una antena parabólica para poder disfrutar de dichos servicios. La diputación Provincial de Teruel inició hace algún tiempo la primera fase de mejora en este sentido, pero todavía no ha sido concluida. Esto podría suponer una desventaja para el turismo de la zona, alejando a los potenciales turistas.

Esperamos que en los próximos meses se pueda finalizar con éxito el proyecto y este atraiga, con el esfuerzo promocional adecuado, a muchos turistas llamados a conocer en primera persona lo que fue la Guerra Civil.

Te invitamos a seguir descubriendo el turismo bélico en nuestro país y el mundo. Quédate conectado a nuestro blog. ¡Hasta la próxima!

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10