magnify
formats

Situación actual del turismo en España

Publicado en 25 febrero, 2015
Compartir

Es bien sabido que uno de los principales motores de la economía de España es el turismo. Sin embargo, desde el inicio de la crisis en el año 2008, el turismo sufrió un descenso como consecuencia del impacto de los problemas económicos en los mercados europeos, una de las principales fuentes de visitantes del país. En el año 2011 esto empezó a cambiar, pero en esos tres años se calcula que las pérdidas de turistas extranjeros ascendió hasta seis millones de personas. Durante el primer semestre del 2001 se iniciaron las primaveras árabes, tanto en Egipto como en Túnez, marcadas por revoluciones sociales que intentaban derrocar a los gobiernos instalados en dichos países durante décadas. Esas revoluciones trajeron consigo, como era de esperar, una gran inseguridad en la región y todo ello desembocó en una reducción de las reservas de millones de turistas extranjeros que pensaban ir a dichos países. Gracias a esto, los turistas empezaron a volver la mirada a destinos dentro de España. Durante el año de la inflexión, el 2011, se recuperaron 3,5 millones de turistas extranjeros y esa ganancia, por suerte, se mantuvo durante el 2012 y 2013 alcanzando máximos en el 2014.

Entre enero y noviembre del año pasado, se superó el máximo histórico que se había alcanzado en el 2013 con la recepción de más de 60 millones de visitantes que representaron un crecimiento anual del 7,3%. Dado que se espera un buen invierno para el turismo en España, la cifra total de turistas en el año 2014 podría terminar cerrándose en más de 65 millones de personas. Esta situación sorprende a todos, incluso a los que hicieron predicciones positivas para este año. Por ejemplo Juan Molas, presidente de la Confederación española de Hoteles y Alojamientos Turísticos quien, según sus estimaciones, se alcanzaría la cifra de 63,2 millones de turistas.

Llegan más, pero gastan menos

Algunos expertos sugieren que más que mirar las cifras de llegada de personas, sería interesante empezar a prestar mayor atención al gasto que estas personas realizan en el país. Es normal que España sea ahora un destino muy valorado, debido a la caída de los precios de consumo que, por la crisis actual, se vive en todo el territorio nacional. Esto, además, convierte a España en un excelente destino de compras, asequible para los turistas extranjeros. Según los expertos, lograr récords de visitantes no debería ser el objetivo único sino que este crecimiento se acompañe de un crecimiento en el gasto realizado. Las entradas efectivamente han crecido un 7,3% pero el gasto promedio por turista ha caído un 0,5% y el gasto diario sólo ascendió un 0,1%. Esto es una clave para saber que cada vez gastan menos, aunque llegan más personas. La vuelta a la recesión, el abaratamiento de la moneda (euro) y la bajada de los precios del petróleo son tres razones para esperar que países como España se sigan viendo beneficiados de la situación en cuanto a la recepción de turistas extranjeros.

Turismo europeo

España sigue siendo extremadamente dependiente del turismo europeo. Entre Reino Unido, Francia y Alemania ya se aglutinan más de la mitad de las llegadas de visitantes al país y contando el resto de países europeos como Italia, Portugal o Bélgica, entre otros, se alcanza un 82% del total de visitas anuales. Esto quiere decir que en España, el 82% de las visitas provienen de países europeos. Una de las principales fuentes de turistas europeos es el Reino Unido, que ha tenido además uno de los mayores crecimientos de PIB en la zona euro el último año. Además, la depreciación del euro en contraposición con la libra esterlina ha hecho que más personas se animen a llegar a España en temporada de verano. Por su parte, Francia se ha convertido en el segundo país emisor, superando así a Alemania. Entre enero y noviembre del 2014 llegaron a España más de 10 millones de turistas franceses, frente a los 9,9 alemanes. La llegada de franceses beneficia de manera especial a Cataluña dada su cercanía aunque es cierto que el turista francés gasta hasta 337 euros menos que el alemán en su estancia en nuestro país.

¿Y qué pasa con el turismo nacional?

Existen ciertas dudas sobre el futuro próximo del turismo nacional ya que, en comparación con el turismo extranjero, este no ha tenido un proceso parecido. El Ministerio de Industria realiza cada año una encuesta que contabiliza el turismo de los españoles y este refleja que hasta noviembre del año pasado, se realizaron 141 millones de viaje, es decir, un 0,8% anual menos que el año anterior. En España, las estancias de visitantes extranjeros en territorio nacional duplica a las de los visitantes nacionales. La actual crisis económica ha hecho que los antiguos visitantes que hacían más de una escapada a destinos nacionales, tengan que reducir sus salidas para ahorrar dinero.

Los ingresos turísticos, según datos del Banco de España, para el periodo de enero a octubre del 2014 alcanzaron la cifra de 43.000 millones de euros, es decir, más del doble de lo ingresado por el sector comercial. Dentro del plan nacional e integral de turismo (PNIT), la visión del destino España a la que se apunta se caracteriza por ser sostenible, con destinos rentables, con eficiencia en sus modelos empresariales, muy colaborativo e inmerso en la era digital. Para alcanzar esta visión de destino líder internacional, se proponen muchas medidas, entre ellas el incremento de la actividad turística, la generación de empleo de calidad, el impulso de la unidad de mercado y la mejora de la notoriedad de la marca España. Además, se intentará fomentar la desestacionalización del turismo, que, como ya se sabe, se centra normalmente en la temporada estival. Otra de las asignaturas pendientes en turismo es aumentar la co-responsabilidad entre el sector público y privado. Para lograr todo esto será necesario impulsar el emprendimiento, la formación y el conocimiento en materia turística, además de la mejora de la oferta actual y la diversificación de la demanda y la oferta en su ámbito geográfico y temporal.

De cara a este nuevo año, los mercados de mayor peso y potencial para nuestro país serán Rusia y Estados Unidos pero no se pueden dejar de lado a los países asiáticos, especialmente china, Japón y otros. En el caso de Iberoamérica, se prestará especial atención a México y Brasil.

Impulso al turismo de compras

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo junto con el Ministerio de Economía y Competitividad, presentaron recientemente el plan de turismo de compras para el presente año 2015. Dentro del mismo se puede apreciar el interés del gobierno por la dinamización pareja de los sectores turismo y comercio. Según el libro lanco del comercio de la Unión Europea, en los destinos turísticos convive el ir de compras con hacer turismo; son actividades que van de la mano y por tanto se deben potenciar a la par.

Se diferencian dos segmentos dentro del sector del turismo de compras. El principal es el cosmopolita, un segmento con un status elevado, con un perfil de estudios superior a la media y un nivel de renta alto. Suelen ser empresarios, amas de casa, estudiantes y trabajadores autónomos. También está el segmento de playa, gastronomía y compras, que se interesa casi exclusivamente por los productos de playa y sol y en la oferta de restauración y compras. Tienen relativamente menos status y formación que los cosmopolitas y suelen tener ocupaciones no cualificadas.

Los mayores mercados emisores de turismo de compras en España, de acuerdo con las devoluciones de impuestos que gestiona Global Blue, son: China, Rusia, Estados Unidos, Indonesia, Arabia Saudí, Tailandia, Taiwán, Kuwait, y Japón. Chinos y Rusos son los que más transacciones hacen pero los importes del gasto de los chinos es muy superior al de los rusos.

El turismo de compras está creciendo especialmente en Cataluña gracias a las compras libres de impuestos. Cataluña tiene el 34% del total del gasto en compras en el país, seguido de Madrid, con un 14% y Andalucía en tercer lugar.

Se espera que este nuevo año aumente nuevamente la demanda interna de consumo y de turismo, además de una evolución positiva en el turismo de compras en todas las ciudades principales de España. El marketing turístico será una pieza clave en la gestión de este nuevo panorama y será un sector especialmente favorecido por el incremento del turismo. Si te interesa el turismo y sus posibilidades, conoce los detalles del curso de marketing turístico que ofrecemos.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10