Turismo colaborativo: ¿compartir también en vacaciones?

9/10/2019

Compartir en vez de poseer es el lema de la imparable economía colaborativa, la nueva forma de consumo que quiere cambiar al mundo y que plantea una revolución en la forma de comprar y vender bienes y servicios. Ayudada por las nuevas tecnologías, este nuevo modelo de consumo gana cada vez más adeptos y se adentra en distintos sectores sociales. Como por ejemplo el turismo colaborativo, una nueva manera de viajar en la que se comparte también en vacaciones.

Cada vez son más, y de diversa índole, las plataformas que acompañan al turismo colaborativo en su crecimiento.  Y, además, de las plataformas que unen a las personas que quieren arrendar sus pisos con los viajeros que buscan apartamentos turísticos privados, aparecen otras  novedades más sorprendentes. Podemos nombrar aquí varias iniciativas para los viajeros aventureros como la opción de compartir mesa en el ave, experiencias y actividades puntuales en cada destino o los espacios para conectar con viajeros en cada lugar de viaje.

Algunos ejemplos de turismo colaborativo

El sector de los viajes y el turismo es uno de los líderes en esta nueva forma de entender la economía y se está poniendo las pilas para cambiar los modelos de negocio del sector turístico tradicional. Para lograrlo, utiliza las plataformas tecnológicas que facilitan el encuentro entre las empresas y los usuarios de forma rápida. Hay muchas formas de emprender en lo que se refiere al turismo colaborativo, como por ejemplo los alquileres de espacios turísticos para las vacaciones.

Han aparecido grandes comunidades de consumo colaborativo de alquiler de objetos que son de gran valor cuando se viaja. Por ejemplo, las bicicletas, guitarras, coches de bebés, etcétera. Plataformas que permites que las personas se encuentren para compartir equipajes especiales que se hacen difíciles de transportar al viajar.

Bedycasa es una startup que alquila habitaciones en casas de particulares desde hace ya más de 10 años, poniendo en contacto anfitriones que alquilan cuartos, con viajeros, estudiantes o personas que tienen que desplazarse y que por tanto, busca un alojamiento barato, pero que a la vez sea seguro y fácil de reservar.

Rentalia es otra de las plataformas de moda, y que ayuda al turismo colaborativo, ya que pone en contacto propietarios de segundas residencias con viajeros. Y es que cada vez son más las personas que cuando viajan, prefiere un alojamiento privado antes que un hotel, no solo por el precio; sino por la flexibilidad que este tipo de alojamientos permite.

También podríamos hablar de Wimdu una plataforma especializada en apartamentos urbanos que ofrece hasta 300.000 alojamientos en más de 150 países.  Y que permite que las personas puedan alquilar sus apartamentos para el disfrute de los huéspedes, obteniendo un ingreso adicional.

No podemos dejar de hablar en este punto de las grandes compañías, cada vez más de moda, como son  Airbnb o 9flats, que nos ayudan a encontrar apartamentos turísticos para pasar nuestra estancia en distintos lugares turísticos.

Entradas relacionadas

Copyright © UOC X 2019   Aviso legal   Política de privacidad