magnify
formats

Turismo de compras en España

Publicado en 18 noviembre, 2014
Compartir

Pensar en turismo de compras es lo mismo que pensar en ciudades como París, Londres o Milán; sin embargo, España es más caracterizado por su incidencia en el Turismo de Sol y Playa o el turismo enfocado a la gastronomía y la cultura. Es por ello, un ámbito en desarrollo que merece la pena ser estudiado. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), son cuatro los factores que distinguen a un destino de compras; a tener en cuenta, la calidad del producto, la autenticidad de la experiencia que ofrece, el valor de la oferta y cómo no, el entretenimiento.

El secretario general de dicha Organización Mundial, Talef Rifai, manifestó recientemente que las compras es una actividad relacionada al turismo en todas partes, que se realiza en familia o en grupo y que anima al gasto de dinero, ayudando así a las economías de los países receptores de dicho turismo. En el mismo sentido, recientemente, la secretaria de Estado de Turismo Isabel Borrego, se ha manifestado al respecto indicando que son justamente los turistas que vienen a comprar, los que más gastan; por lo que se convierte en un potente motor de la economía del país. Se trata de un tipo de actividad productiva que desestacionaliza, es rentable y competitivo. A nivel global, las previsiones son favorables ya que según la OMT, el número de turistas crecerá un 4% este año con respecto a los más de mil millones de turistas registrados en el año 2013. Se apunta a que el crecimiento tendrá como base los países con economías emergentes como las de países de latinoamérica. Además, se prevé que este crecimiento se mantenga al alza como poco hasta el próximo año 2018. Estos datos son realmente esperanzadores para países que viven la recesión y la crisis económica, ya que el sector turístico impacta en la economía global sobre manera. De hecho en el año 2013, supuso una repercusión del 9,3% en el Producto Interior Bruto, muy por encima de otros sectores productivos como la industria minera que aporta un 8% o la industria química que aporta un 8,7%. El turismo es el segundo sector que impulsa la economía, siendo superado únicamente por el sector financiero que aporta al PIB un 9,3%. Además, es sabido que la repercusión que tienen los ingresos generados por el turismo en la economía mundial, implica que cada dólar invertido, se traduzca en 3,2 dólares, por encima de otros sectores donde los beneficios son de 2,7 dólares por cada dólar invertido.

Sin embargo, el turismo de compras no es algo que haya existido siempre como tal. A medida que han ido pasando los años, las compras en sí como objetivo, se han ido convirtiendo en motivos de viaje. Este cambio en la mentalidad del viajero, le ha hecho ver a las compras como algo mágico que forma parte del viaje. Uno de los países más potentes en Turismo de compras es Estados Unidos. En este destino, los turistas gastan hasta un 19% de su presupuesto en comer y comprar. En el caso de los visitantes que llegan de México a los Estados Unidos, el porcentaje se eleva hasta el 60% y también sorprende el dato de los provenientes de Singapur, que gastan el 37% de su presupuesto en dichas actividades. Por encima de Estados Unidos está Francia, que obtuvo un gasto de 125 millones, sólo un 4,8% menos que el año pasado.

A nivel mundial, el turismo de compras empieza a dejar paso a países emergentes; es el caso de China, mercado consumidor del 22% de los bienes de lujo de todo el mundo y que pone los ojos en los países europeos como destino de sofisticación y variada oferta de compras. Los chinos son considerados de tres tipos (en función de su estilo de viaje): el tradicional que busca el lujo y las marcas como garantía, el joven universitario que busca más bien singularidad, originalidad, diseño, arte, música y libros; y el turista chino de perfil hedonista, grupo formado por estudiantes de clases altas cuyo motivo de viaje es de placer y se centran en las visitas a tiendas icónicas. Otro mercado emergente, ya duodécimo emisor de turistas de compras, es Brasil. A diferencia de los turistas chinos, los turistas brasileños vienen marcados por su estatus social. Normalmente vienen buscando artículos altamente refinados y piezas de arte. Algo que los caracteriza es su uso de las redes sociales para pedir recomendaciones sobre tiendas y productos y el inspirarse en telenovelas y shows televisivos para elegir sus destinos de turismo. Además se sabe que estos turistas no suelen comprar demasiadas cosas, sino que más bien, prefieren elegir con más cuidado pocas piezas. En cuanto al gasto que los turistas realizan en sus compras, en el caso de España, los turistas chinos son los que más gastan, llegado a liderar el ranking con 1730 euros. En segundo puesto, en gasto en España, están los suizos con 575 euros y los rusos, que cada vez se sienten más atraídos por nuestro país, quedan en séptima posición con un gasto que ronda los 345 euros por persona.

Es por tanto, de gran interés para los países europeos, conocer a fondo a estos turistas, qué buscan y qué los motiva, para aumentar el turismo de compras.

Según datos recientes de la Organización Mundial del Turismo, España recibe más de 60 millones de turistas extranjeros cada año y se convierte, así en el segundo destino mundial en turismo de compras, según datos presentados por Global Blue en el año 2012. Los principales viajeros, de acuerdo a dicho informe, vienen de América Latina y Oriente Medio y se dirigen, como destinos principales de compras, a Barcelona y Madrid. Barcelona recibe el 48% de las transacciones y la capital, el 31%. Además, destaca en este estudio Barcelona por ser únicamente superada por Londres como el mejor destino de compras a nivel europeo. Según la conocida revista The Economist, Barcelona y Madrid lideran nuestro turismo de compras ya que son dos de las ciudades más atractivas para comprar dentro del continente europeo, sólo superadas por Londres.

El gasto del turismo de compras en Barcelona con tarjetas internacionales es de unos tres mil millones de euros anuales. Esto se puede comprobar caminando por el Paseo de Gracia, donde, a pesar de ser pocos los barceloneses que se agolpan en sus tiendas de lujo, se puede observar a numerosos viajeros haciendo cola para entrar en ellas. Barcelona tiene en el país vecino, Francia, a uno de sus mejores clientes ya que se estima que los vecinos gastan más de 26,6 millones de euros en sus visitas a ciudad condal. Son también buenos visitantes los italianos, estadounidenses, británicos, alemanes, rusos y holandeses.

Asimismo, según datos de Turespaña, existe un 73% de turistas provenientes de la India y China que viajan exclusivamente para comprar en España.

La antes citada organización española del turismo, Turespaña, detectó recientemente que la principal motivación para los viajeros a venir a España radica justamente en el turismo enfocado a hacer compras, sobre todo entre aquellos turistas que tienen un alto poder adquisitivo; son justamente ellos a quienes intenta llegar el nuevo Plan de Turismo de compras que en los próximos días espera presentar el Gobierno de nuestro país.

Dicho plan está siendo elaborado conjuntamente por la Secretaría de Estado de Comercio y la Secretaría de Estado de Turismo y tiene por objetivos, lograr desestacionalizar la oferta turística de España y diversificarla.

El turismo de compras de lujo

Parte del turismo de compras es el turismo de compras de lujo, que viene pisando fuerte en España, país que ya se sitúa en la quinta posición en el ranking de receptores dentro de la Unión Europea. La facturación de este turismo llega a alcanzar los cinco mil millones y tiene como principales destinos, además de Madrid y Barcelona, las islas de Ibiza y Mallorca y la ciudad de Marbella. Para referirnos a este tipo de turismo, nos basamos en datos públicos de la consultora especializada denominada Brain & Company.

Según el informe elaborado por esta, los rusos son los más numerosos en llegar a España y cubren casi el 40% de las compras realizadas. Estos son seguidos por los chinos, que abarcan un 25%. Luego vienen los mexicanos, estadounidenses, brasileños, venezolanos, argentinos, marroquíes, suizos y colombianos, entre otros.

Hay un factor muy importante en todo este tipo de turismo: los impuestos que paga el turista al comprar en España. Existen compañías como la conocida Innova Tax free Group, dedicadas al sector turístico de lujo, que tienen como finalidad devolver al turista una parte de esos impuestos gastados en compras de viajes. Así, por ejemplo, un chino, que son los que más gastan por persona, dejan a los rusos en posiciones mucho más bajas, a pesar de ser los que llegan con más masividad a nuestro país. Si bien es cierto que tienen una presencia importante en el turismo nacional, la cifra de los turistas provenientes de Rusia, se han reducido en un 6% en los cuatro primeros meses del 2014, debido a la baja cotización de su moneda respecto a la nuestra. En el caso de Barcelona, el fenómeno del turismo de compras de lujo es muy pujante ya que los visitantes, sobretodo de la zona euro, tienen la facilidad de exigir la devolución del IVA en la misma plaza de Catalunya. La iniciativa, impulsada por Turismo de Barcelona, indica que el tax devuelto ha crecido un 334% en el último año. Justamente es el 60% de la suma del gasto del turismo en Barcelona el que corresponde a la zona de shopping de alto standing: el Paseo de Gracia.

Como era de esperar, son muchas las empresas que se encargan de promocionar el turismo de lujo en los propios países emisores de turistas. Por ejemplo, en China, donde las empresas preparan rutas detalladas para ellos por ciudades principales del país, que incluyen compras, visitas turísticas, rutas gastronómicas, etc. Todo está pensado para atraerlos desde su lugar de origen y asegurándoles un trato exclusivo y personalizado. Ejemplo de ello, es por ejemplo, hacerlos partícipes de un desfile de moda de un conocido creador español, para luego invitarlos a comprar sus creaciones, teniendo en cuenta que para ellos el refinamiento es muy importante.

Una de las empresas interesadas en el turismo de compras en España es El Corte Inglés, que presentó en Moscú recientemente una campaña enfocada a mostrar una vez más el atractivo turístico del país bajo el lema publicitario “For Shopping Lovers”, en castellano “para amantes de las compras”. Así, pretende aumentar el conocimiento de sus almacenes dentro del gran grupo de turistas rusos.

Otra empresa también embarcada en promover el turismo de compras en España es Paradores, que en el primer tercio del presente año, en alianza con El Corte Inglés, presentaron en Sao Paulo, Brasil, una campaña que pretendía destacar el potencial de las marcas españolas en los ámbitos del deporte y la moda, productos de lujo y gastronomía gourmet.

El turismo de compras llega con fuerza a nuestros días, ya que, según apuntan los expertos en el tema y corroboran las cifras antes mencionadas, son pocos los sectores que actualmente pueden presumir de su poder para impulsar el desarrollo de la economía y la creación de empleo, como el turismo. Junto a las ventas acrecentadas por el turismo de compras, se observa un desarrollo en otros sectores como por ejemplo el incremento de las solicitudes de personal shopper. Estudiar turismo online se convierte en una excelente opción para miles de personas interesadas en este sector pujante y lleno de posibilidades de crecimiento en nuestro país.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10