Turismo en España de hace 100 años, souvenirs del siglo XX

25/08/2018

En la Biblioteca Nacional de España se conservan miles de souvenirs del siglo XX que nos recuerdan al turismo en España de hace 100 años. Algo de lo que se habla en un artículo de El Confidencial y en lo que hemos querido profundizar ya que nos ha parecido de lo más interesante.

Según reza en el artículo “Bañadores casi hasta las rodillas, gorros de piscina, naranjas en mano, helados de leche merengada o poses cual pin-up que van tomando protagonismo a medida que avanzan los años y a las que siempre acompañan miradas furtivas. La comida, el chapoteo en la orilla, el sol, el césped o los coches que llegan a la playa con ocupantes con más ropa que la que se usa hoy a diario son los protagonistas de los ‘souvenirs’ que han sobrevivido al paso de los años.” Carteles, etiquetas,  ilustraciones de los años 1.900… Son algunos de los souvenirs que representan el turismo en España de hace 100 años y que se conservan en la Biblioteca Nacional.

Rosario Ramos, la jefa de la sección de Ephemera de la Biblioteca Nacional, ha declarado que estos souvenirs del siglo XX que se conservan en la biblioteca “Es un viaje al pasado para comprobar cómo se vivía la temporada veraniega.” Unas ilustraciones que representaban en su mayoría un reclamo publicitario a principios del siglo XX y que apostaban por el turismo de sol y playa. “También el Estado realizó una gran producción de carteles para promover los viajes por toda España”. Y es que, según podemos leer en el artículo se nos recuerda que “la creación del Patronato Nacional de Turismo en 1928 impulsó la promoción de distintas ciudades, como Cádiz, Santander o San Sebastián.”

Turismo en España: una evolución con la sociedad

La exposición en la Biblioteca Nacional es una fiel representación de la evolución social que se ha ido viviendo en nuestro país, y como esto influyó en el turismo. Y es que “las tradiciones de entonces y las costumbres se pueden saborear con las postales y los cromos con recetas de helados en el dorso, y la situación socioeconómica es reconstruible con las etiquetas y carteles de los hoteles.”

En palabras de Rosario Ramos “Las colecciones de ‘ephemera’ de la BNE abarcan amplios periodos cronológicos, lo que nos ofrece la posibilidad de observar los cambios en los hábitos, en las mentalidades, en el comportamiento… También en las actitudes y en la indumentaria o incluso en la forma de presentarse de las diferentes sociedades. ”

Así por ejemplo, en la colección podemos ver como la cosa cambia en los carteles que se conservan de a partir de 1930. “La representación de la mujer en el cartel, con una figura femenina elegante y atrevida, marca la diferencia con respecto a épocas anteriores”, según explica Ramos. Y es que en las postales de a partir de esos años, las mujeres comienzan a parecer menos despreocupadas.

Os dejamos algunas imágenes de la colección, y que hemos sacado del artículo de El Confidencial:

 

 

Entradas relacionadas